cabecera01

Asadillo manchego

Blog

Asadillo manchego

El asadillo manchego es un plato de por si exquisito que es tradicional de nuestra maravillosa cocina manchega. En el cual el ingrediente primordial serán los pimientos rojos, ajo y tomate. Usualmente este rico y colorido plato se acompaña con ensalada o algún otro aperitivo.

Rico y de fácil preparación, sin lugar a dudas es un plato que no debes pasar por alto, que disfrutarás tanto haciéndolo como al comerlo en la mesa. Aprovecha la época adecuada para adquirir cada uno de sus ingredientes en su punto y conseguirás unos resultados asombrosos.

No lo dudes, así que ¡Toma nota!

Asadillo manchego: ingredientes

  • ½ de un diente de ajo
  • Comino
  • Sal
  • Vinagre
  • Aceite de oliva extra virgen
  • 3 o 2 pimientos rojos, grandes
  • 4 o 3 tomates maduros rojos
  • Un huevo hervido

Receta del asadillo manchego

  1. Lava y seca los pimientos y tomates.
  2. Toma los pimientos y ponlos dentro de un contenedor que resista el calor e introdúcelo al horno, que previamente estará precalentado a 180°C durante 40 minutos.
  3. Terminado el tiempo, toma el recipiente del horno con guantes, no vayas a quemarte. Una vez fuera, cubre el plato con aluminio de manera que el calor y vapor se encierren junto con el pimiento para que éste “sude”.
  4. Cuando se hayan templado, toma los pimientos y quítales la piel que los cubre. Retira también las pepitas que hay en su interior y procede a cortarlo en finas tiras.
  5. Toma los tomates y despójalos de la piel que lo cubre, una vez hecho córtalos en trozos medianos.
  6. Terminado esto, deposítalos en una sartén previamente calentada. Pero, ojo: ésta no debe de lleva aceite. Deja que se cocinen a fuego medio hasta que se hayan deshidratado. No olvides moverlos continuamente, para que no se peguen y ni se quemen.
  7. Deja que se enfríen los tomates.
  8. Ya con los tomates fríos y los pimientos listos, júntalos en un bol para mezclarlos con movimientos envolventes.
  9. Una vez juntos, toma la sal, el comino y vinagre y añádelos a la mezcla a tu gusto.
  10. Al final puedes presentar el plato frío o caliente, como mejor te plazca. Pero no olvides que debes de marinarlo con una buena cantidad de aceite.
  11. Usa el huevo, si quieres para decorar el plato y acompañarlo también. O en su defecto, puedes usar rebanadas de pan.

Una receta deliciosa que suele gustar a todos los miembros de la familia por su versatilidad y sabor. Y por si fuera poco es sencilla su preparación y es una receta ligera y perfecta para no excederte en calorías.

Además tiene diferentes maneras de presentación y resulta deliciosa en todas ellas. ¡Buen provecho!

¿Cómo hacer asadillo manchego?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para ayudar a la navegación, así como para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies