cabecera01

Flores manchegas o fritas

Blog

Flores manchegas fritas

Las flores manchegas o fritas son un postre que usualmente se hace en Semana Santa, pero que al ser realmente deliciosas ahora se sirven en cualquier época del año. Una receta familiar que todos hemos comido en algún momento de nuestra vida, o que hemos preparado en compañía de nuestros abuelos o padres.

Además de ser una receta sencilla en la cual sólo se necesita tener paciencia y, sobre todo, que se elabora con ingredientes sumamente fáciles de conseguir que seguro que ya tienes en tu hogar.

Así que toma nota y no dudes en realizar esta tradicional receta de flores manchegas o fritas.

Ingredientes para hacer flores manchegas o fritas

  1. Aceite para freír
  2. 300 mililitros de leche
  3. 175 gramos de harina
  4. 1 huevo grana
  5. Anís
  6. Azúcar
  7. Un molde en forma de flor

Receta de flores manchegas o fritas

  1. En un bol mezcla el huevo, la harina y una cucharada sopera de saborizante de anís
  2. Comienza a ligar hasta que quede una mezcla homogénea, si lo prefieres puedes utilizar una batidora para realizar este paso. Debes de tener cuidado de que no queden pequeños grumos de harina, ya que a veces estos saben mal.
  3. Revisa que el bol en donde has realizado la mezcla sea lo suficientemente hondo para que puedas introducir el molde de la flor sin ningún problema
  4. Deja la mezcla de un lado por un momento y en un sartén que sea considerablemente honda, pon una gran cantidad de aceite y deja que éste se caliente. Deja caer una gota de la mezcla en el aceite para comprobar que está listo. Si burbujea y hierve, puedes continuar.
  5. Engrasa el molde las flores con un poco de aceite o mantequilla. A continuación, unta el molde en la mezcla homogénea y en cuanto esté empapado deberás introducirlo al aceite caliente con cuidado.
  6. En el momento en que la masa comience a inflarse, mueve un poco el molde para que la masa se despegue.
  7. Cuando se haya despegado, deja que se dore de un lado y después dale la vuelta para que se dore bien de ambos lados.
  8. Repite el proceso con toda la masa.
  9. Una vez que ya hayas terminado con toda la masa, deja que se enfríen reposando en papel absorbente que quiten el aceite excesivo.
  10. Cuando estén frías, espolvoréalas con un poco de azúcar y ya están listas para comer.

Las flores manchegas son un postre delicioso y rico que a nadie disgusta. Sobre todo sencillo que sin lugar a dudas a los más pequeños de las familias les encantará, comer e incluso ayudarte a preparar. Además, puedes acompañarlo con unas ricas frutas de temporada, leche caliente o chocolate caliente, ideal para combatir el frío.

Eso sí, recuerda que es una receta que tiene muchas calorías, no abuses de ella, aunque en momentos especiales vale la pena. No dejes en realizar esta deliciosa receta y pasar un agradable momento con tu familia o amigos.

Cómo hacer flores manchegas o fritas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − 10 =

Este sitio web utiliza cookies para ayudar a la navegación, así como para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies