Dulce o carne de membrillo, codoñate, membrillate, ate, bocadillo o machacado de membrillo, seas de donde seas y lo llames como lo llames, el membrillo es una de las frutas más típicas del mes de septiembre.

Origen y creencias

El membrillo, Cydonia oblonga Mill,  fruto del árbol del membrillero es originario de Asia Menor y el Cáucaso. Poco a poco se fue extendiendo por todo el mediterráneo donde el clima lo hace más que adecuado para su cultivo.

Utilizado durante siglos para elaborar dulces en el entorno mediterráneo. Ya, en la antigua Grecia, lo utilizaban para elaborar licores, vino o dulces. También se utilizaba para hacer ofrendas a Afrodita, como símbolo de la felicidad, amor y fecundidad.

Los romanos, también tomaron estas creencias como símbolo de la suerte futura. Por eso, era habitual dar comer este tipo de frutos a recién casados.

Siglos más tarde, el consumo de este fruto se extendió gracias a la gastronomía sefardí, donde preparaban Letuario o Mosto de membrillo.

“Septiembre, con los membrillos
colorea el campo de amarillo”

Zonas de Cultivo

Para poder cultivar este tipo de árboles frutales, es necesario un clima templados a fríos. Por eso, la zona del mediterráneo y zona del este meridional son las principales zonas de cultivo.

arbol-membrillo-anchacastilla

En España el cultivo de membrillo se extiende unas mil hectáreas, casi todas localizadas en las comunidades de Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha, Cataluña y Murcia.

Este fruto de color amarillo, aroma intenso y sabor áspero, no se suele consumir en crudo. A lo largo de la historia de la gastronomía mediterránea se ha consumido como acompañamiento dulce de otros productos.

Receta

En este post, os proponemos una receta fácil y sencilla para preparar y aprovechar este fruto de temporada.

dulce-de-membrillo-anchacastilla_

Ingredientes:

  • Membrillos (4 o 5 medianos)
  • Azúcar (el mismo peso de los membrillos ya pelados)

Elaboración:

Primero de todo, para poder pelar los membrillos, conviene escaldarlos en agua hirviendo con su piel durante al menos 10 min.

Dejamos enfriar y procedemos a pelarlos y cortamos en trozos medianos.

En una cacerola mediana, introducimos la carne del membrillo y el azúcar a partes iguales.

Lo llevamos al fuego, primero a fuego medio/alto, para posteriormente bajarlo y que no se pegue ni derrame.

Pasados unos minutos, comenzaremos a observar cómo va tomando un color caramelo típico del dulce de membrillo.

Lo dejamos hervir hasta que la textura sea blanda.

Una vez hervido, apartamos del fuego y dejamos enfriar. Recomendamos no enfriarlo del todo, ya que puede endurecerse.

Una vez apartado y templado, lo pasamos a la Thermomix o procesadora de alimentos, durante 30 segundos a velocidad progresiva.

Después de este proceso, lo volvemos a poner en el fuego durante 15 minutos más o menos. Ahora sí, la dejamos enfriar ya en un recipiente para conservar. Nosotros recomendamos que no sean muy hondos y que estén bien tapados. Para que se conserven durante mucho tiempo, es mejor tenerlo en el frigorífico.

 

Esperamos que esta receta haya sido de tu agrado, que la practiques y nos cuentes cómo han sido los resultados, seguro que consigues una Carne de Membrillo deliciosa!